¿Carillas o Coronas Dentales?

¿Por qué la saliva es tan importante para tu salud?
Enero 15, 2019
Chicle sin azúcar: ¿Aliado de mi higiene bucodental?
Abril 10, 2019

¿Carillas o Coronas Dentales?

carillas o coronas dentales

Las carillas y las coronas dentales son dos tratamientos estrella en estética dental. Aunque comparten el mismo objetivo de mejorar la sonrisa, tienen algunas diferencias en su proceso.  Entonces, ¿qué tratamiento es el más indicado? Antes de dar con la respuesta, primero debes conocer las diferencias entre un tratamiento y el otro.

Diferencias entre carillas y coronas dentales

Las carillas y las coronas dentales buscan cubrir dientes dañados para lograr un resultado estético y natural. Normalmente se tratan dientes desgastados, con manchas o fracturados. Pero el proceso es distinto en cada tratamiento.

La carilla dental consiste en una lámina muy fina que protege de manera parcial al diente. Esta cubre su parte frontal y solo se coloca por motivos estéticos. Generalmente, puede solucionar pequeños problemas como roturas, ligeras desviaciones o manchas.

Por otro lado, la corona cubre todo el diente, estas se suelen usar en la restauración dental cuando el problema no puede ser solucionado con empaste. Al mismo tiempo, el especialista puede indicarte coronas dentales cuando los dientes están muy manchados. Debido a la su amplia cobertura en la superficie dental y al tipo de problemas que soluciona, los adultos mayores o de mediana edad son los usuarios principales de este método.

Tipos de carillas dentales

tipos de carillas dentales

Carillas de porcelana

Este tipo de carillas confieren un resultado estético de alto nivel, otorgan a la sonrisa blancura y perfección natural. No suelen cambiar de color con el paso del tiempo y el mantenimiento es escaso, así que reducirás tus viajes al odontólogo considerablemente y solo tendrás que seguir cuidados domiciliarios, como la higiene rutinaria. Por su calidad, el precio es un poco más elevado que las carillas de composite.

Carillas dentales de composite

Esta carilla es económicamente más accesible que el resto, aunque deberás tener en cuenta que su fragilidad es mayor en comparación a las de porcelana, por lo que se recomienda asistir cada dos o tres meses al especialista para una revisión general de las piezas. Por otro lado, tiene ventajas como la rapidez y facilidad en la colocación y si se rompen son fáciles de reparar.

Carillas Lumineers

El tipo de carillas más recomendadas por su durabilidad y naturalidad. Al ser Ultradelgadas no hace falta rebajar el diente para su colocación por lo que la intervención es más rápida y menos invasiva para el diente natural. De igual forma, son muy resistentes, la implantación es indolora y permite un blanqueamiento permanente.

En caso de que quieras retirar estas carillas, podrás hacerlo sin afectar la estructura original de tus piezas dentales; tampoco tendrás que dejar de comer tus alimentos favoritos o mascar chicle mientras las tengas. En cualquier caso, te recomendamos visitar al dentista cada 6 meses para revisar el estado de tu sonrisa.

Tipos de coronas dentales

tipos de carillas dentales

Coronas de porcelana

Las coronas de porcelana ofrecen la mejor combinación de colores naturales que cualquier otro tipo de prótesis. Aunque debes tener en cuenta que estas son más frágiles que las de metal porcelana o zirconio. En este sentido, no las solemos colocar en lo dientes posteriores o muelas. Por lo general, esta opción se utiliza en restauraciones dentales estéticas en dientes frontales cuando no estén indicadas las carillas de porcelana por el daño del diente original.

Coronas de zirconio

El zirconio es uno de los materiales más resistentes cuando de coronas se trata. Su nivel estético es alta calidad, pues estas coronas son traslúcidas y reflejan la luz de la misma manera que un diente natural, además de que este meterial no es rechazado por el cuerpo, a diferencia de la amalgama o aleaciones metálicas, así que no tendrás que preocuparte por desarrollar alergias u otro tipo de reacciones. Por otro lado, a nivel estético están un escalon por debajo de las coronas de porcelana.

Coronas de metal porcelana

Estas coronas están fabricadas en metal con una cobertura de porcelana. Se ven naturales y son mucho más resistentes que las piezas diseñadas únicamente en porcelana. Sin embargo, la principal desventaja es el metal que puede llegar a verse a través de las encías en caso de que presentes retracción de las mismas. Estas coronas son una opción ideal para los dientes posteriores y muelas, ya que su precio es menor a las de zirconio y porcelana.

Coronas de metal

Este tipo de corona se encuentra en desuso por su resultado poco estético y nada natural. Se podían encontrar piezas de oro, paladio, níquel o cromo, y aunque estos elementos son extra resistentes pueden causar reacciones adversas muy graves.

Carillas vs. Coronas dentales

La clave para saber qué tratamiento es más óptimo está en las necesidades de cada sonrisa. Es decir, en función del problema que tenga la estructura dental y de las necesidades específicas de cada paciente, es preferible optar por las carillas o las coronas dentales. El tratamiento más indicado será el que consiga los mejores resultados según lo que necesite el paciente.

En el caso de las carillas dentales, se fijan al diente por la parte frontal. Por tanto no es necesario alterar la pieza dental para su colocación. En algunos casos se talla de forma mínima. Son una especie de adhesivo o pegatina que se une al diente de forma definitiva y permite mejorar su forma, tamaño, color… No obstante, su función es puramente estética.

En cambio las coronas dentales son una estructura completa. Esto requiere tallar el diente hasta 2 mm para conseguir unos resultados naturales. Después se encaja y se fija la corona encima de la pieza dental, de modo que se puede rehabilitar para devolverle su funcionalidad. En general primero se colocan de forma provisional, para comprobar su funcionamiento.

Por tanto como diferencia principal encontramos que las carillas dentales son un tratamiento meramente estético, mientras que las coronas dentales también son funcionales. Las coronas dentales consiguen un aspecto natural y, además, refuerzan el diente para soportar los procesos de habla y masticación. No obstante ambos tratamientos permiten restaurar el aspecto de un diente fisurado o dañado, obteniendo resultados estéticos para que puedas lucir una sonrisa sana y uniforme. Pero siempre lo mejor es pedir una hora de evaluación para saber cuál es el mejor tratamiento. En Dentimagen tenemos al mejor equipo de profesionales especializados para lograr la sonrisa que tú quieres.

Te puede interesar:

Espacios interdentales: ¿Qué son? ¿Tienen solución?

5 consejos para mantener las encías sanas

Limpieza dental profesional: verdades y mitos

Casos clínicos de restauración estética con carillas y coronas:

Resistencia a la Compresión de Carillas Cerámicas

Rehabilitación estética-funcional combinando coronas de disilicato de Litio


Cerámicas dentales: clasificación y criterios de selección

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *