Maloclusión dental: ¿Qué es?, tipos y tratamientos

¿CÓMO MANTENER LA SALUD BUCAL CON LOS AÑOS?
Septiembre 28, 2021
El sellado dental como ayuda a la prevención de caries
Octubre 12, 2021

Maloclusión dental: ¿Qué es?, tipos y tratamientos

La maloclusión dental es la incorrecta alineación y encaje entre los dientes del maxilar superior con los del maxilar inferior. Esta alteración puede provocar problemas en la mordida, tejido gingival, articulación mandibular e incluso afectar el desarrollo del habla.

No existe una causa única para este problema, las más comunes suelen ser por factores hereditarios, pérdida de los dientes, chuparse el dedo, usar biberón o chupete durante un tiempo excesivo o cuando los dientes de leche ocupan poco espacio y al crecer los dientes definitivos ocupan más espacio del que hay. En este último caso es probable que las alteraciones en la erupción y posición de los dientes temporales puedan afectar los dientes permanentes.

Un odontólogo determinará qué tratamiento es necesario, dependiendo del caso, puede tratarse de la extracción de dientes de leche o permanentes, ortodoncia o cirugía de mandíbula.

TIPOS DE MALOCLUSIÓN

  • Maloclusiones transversales: consiste en una estrechez excesiva del maxilar superior, lo cual causa una mordida cruzada de un lado o de ambos.
  • Maloclusiones verticales: se identifica por la ausencia de contacto entre los incisivos superiores e inferiores o, en caso opuesto, un solapamiento excesivo de estos.
  • Maloclusiones sagitales: se clasifican según las relaciones de los molares permanentes en sentido anteroposterior. El molar inferior se encuentra más adelantado que el superior, con una mordida invertida de los incisivos. Es caracterizado por un perfil con mentón prominente.

SÍNTOMAS DE LA MALOCLUSIÓN DENTAL

Los síntomas más evidentes son los dientes desviados, apiñados o que sobresalen, provocando problemas para comer y hablar. Entre los síntomas menos visibles encontramos:

  • Molestia al masticar los alimentos.
  • Dolor habitual en los músculos faciales o mandíbula.
  • Respirar por la boca sin cerrar los labios.
  • Morderse las mejillas de forma frecuente.

LA IMPORTANCIA DE SU DETECCIÓN TEMPRANA

Es importante que la maloclusión dental sea diagnosticada a temprana edad, idealmente en la edad infantil, ya que se puede prevenir, tratar y corregir con mayor facilidad.

Si no se realiza un tratamiento a tiempo, el paciente puede requerir intervenciones más complicadas en el futuro. También puede traer alteraciones a distintas funciones orales, como la fonación, respiración, masticación, entre otros. Además, las maloclusiones dentales pueden causar pitidos en los oídos, mareos, dolor sinusal y cefaleas.

TRATAMIENTOS

Entre los tratamientos encontramos la utilización de aparatos fijos o removibles para corregir la alineación de los dientes y la posición de la mandíbula.

En niños y adolescentes puede ser necesaria la extracción de algunos dientes de leche para dejar espacio a los que todavía tienen que crecer. La maloclusión infantil es más fácil de corregir que la adulta, ya que el crecimiento óseo está todavía en etapa de desarrollo, esto ayuda a que los aparatos enderecen los dientes y muevan la mandíbula.

En la edad adulta se pueden alinear los dientes mediante los aparatos de ortodoncia, pero la posición de los maxilares solo se podrá modificar con cirugía ortognática. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *