Reserva tu Hora

FLÚOR Y SALUD BUCODENTAL

¿CÓMO EVITAR LOS DIENTES MANCHADOS?
Septiembre 27, 2018

FLÚOR Y SALUD BUCODENTAL

Muchos dentistas recomiendan, a la hora de cepillarse los dientes, usar pasta de dientes fluorada para prevenir la caries. La oferta de este tipo de pastas en las farmacias y establecimientos similares es más que notable, e incluso en muchas zonas el agua que se bebe de forma comunitaria lleva cierto porcentaje (en absoluto elevado) de flúor.

Pero ¿qué es el flúor? porque a pesar de ser tan popular, no se tiene demasiado claro. El flúor es un mineral que se encuentra de manera natural en la corteza terrestre y que incluso algunos alimentos (como pescados y mariscos o algunas frutas y hortalizas). También hay que tener claro que es un elemento químico que puede ser tóxico en grandes cantidades, por lo que no es recomendable empezar una dieta muy rica en flúor sin consultar antes a un especialista.

Pero ¿cuál es el aporte del flúor a nuestra salud bucodental?

Aplicar flúor de manera cutánea es muy diferente a ingerirlo mediante alimentos o aguas fluoradas. No hay más que ver el efecto del alcohol cuando lo ingerimos o cuando lo aplicamos directamente sobre la piel. Son, evidentemente, efectos muy distintos. Lo mismo pasa con el flúor: aplicado de manera regular, reducida y controlada sobre los dientes mediante colutorios o pastas dentales ayuda a reducir considerablemente las posibilidades de tener caries.

Las caries son una de las enfermedades más extendidas a nivel mundial, pero prevenirla es una tarea que, muchas veces, tan sólo requiere constancia y un buen uso de los materiales. ¿Cómo conseguimos prevenirla usando flúor? Es muy sencillo: el flúor previene la caries naturalmente porque participa en los procesos de remineralización de los dientes, ayudando a reponer el calcio y el fósforo que mantienen los dientes fuertes y sanos. A veces, cuando estos minerales se depositan en los dientes no lo hacen con fuerza y se quedan blandos. Si hay flúor activo durante el proceso, los minerales son más duros.

Además, este mineral también es útil una vez la caries ya ha empezado a formarse (aunque no tanto si la placa ha consumido ya gran parte del diente). Se ha demostrado que el uso de flúor en el cepillado inhibe el metabolismo de la placa dental y altera su composición, evitando que las bacterias que la forman generen mucha cantidad de ácido. Ya que es este ácido el que consume el esmalte de los dientes, y aquí es dónde el flúor hace su mayor efecto.

En resumen un buen uso del flúor en el cepillado ayudarán a mantener el esmalte de los dientes en buen estado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *