Conoce los efectos de la menopausia en la salud bucal

Dientes amarillos: Causas y soluciones
Marzo 29, 2022
¿Cómo saber si necesito una limpieza dental?
Abril 14, 2022

Conoce los efectos de la menopausia en la salud bucal

Si tienes entre 45 a 55 años puede que hayas llegado o llegues pronto a la menopausia. En esta etapa las mujeres comienzan el descenso de producción de hormonas, provocando cambios en su organismo, dentro de estos la boca no es la excepción. 

A continuación, te contamos sobre cómo afecta la menopausia a los dientes y las encías en las mujeres.

Cómo afecta la menopausia a los dientes?

Esta etapa también trae efectos en la salud bucal de las mujeres, es por ello que te mencionamos algunas para que tomes las medidas de prevención necesarias y asistas al dentista para mantener en óptimas condiciones tus dientes y encías.

  • Gingivitis: El descenso en la producción de estrógenos puede afectar directamente a las encías, retrayéndose y aumentando la posibilidad de sufrir infecciones y caries, debido a que la parte interna del diente queda expuesta. 

Si no es tratada a tiempo puede derivar a una periodontitis, el estado más grave de la enfermedad de las encías ya que existe la pérdida de piezas dentales.

  • Cambios en la mucosa bucal y densidad ósea: La bajada del nivel de estrógenos también provoca cambios en la mucosa de la boca volviéndolas más débiles y vulnerables. También el hueso que soporta los dientes se vuelve más frágil, pudiendo producir movilidad dental e incluso la pérdida de dientes.
  • Xerostomía: La boca seca es producida por la falta de producción de saliva, esto favorece la acumulación de bacterias en la cavidad bucal, propiciando la aparición de caries.
  • Síndrome de la boca seca: El ardor bucal es uno de los problemas postmenopáusicos más frecuentes. Además de esta sensación de quemazón, puede haber hormigueo o adormecimiento de la lengua, las encías o los labios.

Consejos para el cuidado de tu salud bucodental en la menopausia 

  • Mantener una buena higiene bucal, cepillar tus dientes después de cada comida, utilizar hilo dental y enjuague bucal.
  • Asistir al menos 2 veces al año al dentista para que evalúe los cambios de tu boca y se anticipe a cualquier problema.
  • Evita el tabaco, sobre todo si presentas sequedad bucal o síndrome de la boca ardiente.
  • Consume alimentos ricos en calcio y con vitaminas A, C y E, que fortalecerán tanto tus huesos como la piel y las mucosas.
  • Bebe mucha agua, en caso de sequedad bucal recurre al uso de sprays hidratantes o colutorios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *