Enjuague bucal con flúor: ¿Por qué es tan importante?

Sequedad bucal: ¿Qué es? y cómo tratarla
Noviembre 24, 2022
Conoce los tipos de férulas que existen
Diciembre 9, 2022

Enjuague bucal con flúor: ¿Por qué es tan importante?

Los profesionales dentales recomiendan cepillarse con crema dental con flúor para fortalecer el esmalte dental y prevenir las caries. Esto tiene una importancia especial en el caso de los niños en sus años más “propensos” a desarrollar caries. No obstante, también hay momentos en que un adulto tienes más riesgo de caries, y un enjuague con flúor puede ser un buen aliado en tu rutina de higiene oral.

¿Qué es un enjuague bucal con flúor?

Las investigaciones verifican la acción no solo preventiva del flúor al fortalecer el esmalte contra los ataques de los ácidos, sino también su acción reparadora en las primeras etapas de las caries, aun cuando estas ya son visibles. Disponible tanto en venta libre como bajo prescripción, el enjuague más común para el uso diario es el que incorpora fluoruro de sodio. Para aquellas personas con mayor riesgo de caries, los odontólogos recomiendan el uso de enjuagues con flúor, por su efectividad y facilidad de uso. Los niños menores de seis años no deben usar un enjuague con flúor por el riesgo de ingestión.

Boca seca y caries

La saliva es el limpiador dental natural entre las sesiones de cepillado. Esta elimina las partículas de alimentos de los dientes y neutraliza los ácidos que originan las caries gracias a la acción de las bacterias. Por lo tanto, si el organismo está deshidratado o la boca está reseca, el riesgo de caries aumenta.

La boca seca a menudo es causada por medicamentos: un gran número de medicamentos de diversas clases se asocian significativamente a la xerostomía y la hipofunción de la glándula salival. El SIDA, la diabetes y el síndrome de Sjögren son algunas de las enfermedades que pueden derivar en una carencia de saliva. La boca seca es una afección común en pacientes con derrame cerebral, enfermedad de Alzheimer o tratamientos de radiación y quimioterapia. Los expertos estiman que el 24,81 % de las personas mayores de 74 años experimentan síntomas de boca seca; el uso de un enjuague con flúor puede mantener los dientes limpios durante el día, evitando las caries y preservando la hidratación bucal incluso con la toma periódica de medicamentos.

Enfermedad periodontal y caries

La enfermedad periodontal a menudo multiplica los riesgos. La saliva es importante para eliminar las bacterias, cuando la boca seca dificulta la completa eliminación de las bacterias de los dientes, las encías pueden acumular placa, irritarse y sangrar fácilmente. Esto se traduce en problemas para comer, tragar o hablar, mayor riesgo de daños dentales y periodontales, dificultad para el uso de prótesis dentales y lesiones en las mucosas. Como la superficie de la raíz no es tan resistente como el esmalte, es más susceptible de padecer caries radicular. El tratamiento de la enfermedad periodontal a menudo supone remodelar el tejido gingival, lo que puede dejar o no las superficies de las raíces expuestas parcialmente. Por lo tanto, en función de la gravedad de la recesión y la presencia o ausencia de síntomas de boca seca, un odontólogo puede recomendarte diversas formas de protección mediante flúor, como un enjuague con flúor en una fórmula de venta libre o bajo prescripción médica.

Aparatos de ortodoncia

Los aparatos metálicos suponen una dificultad añadida al cuidado bucal. Para los pacientes con ortodoncia, hay infinidad de espacios propicios para la acumulación de alimentos y bacterias, y el riesgo de caries se multiplica. La combinación de placa y azúcares puede traducirse en zonas de descalcificación y manchas blancas visibles una vez retirados los brackets. Y estos puntos pueden desembocar en caries importantes. De ahí que los ortodoncistas prescriban a menudo un enjuague con flúor para limitar la descalcificación.

Empastes, coronas y puentes

Si estás empezando a desarrollar caries después de un largo período sin ellas, tu odontólogo puede proponerte una protección adicional, incluyendo un enjuague con flúor (también después de un empaste). Del mismo modo, los pacientes con ortodoncia intensiva deben ser conscientes de que las coronas y los puentes son los escondites perfectos para que las bacterias inicien el proceso de descomposición. La aplicación regular de flúor puede detener el proceso de la caries antes de que sea visible y favorecer que el diente se repare por sí solo. Los enjuagues permiten hacerlo con más frecuencia más allá del cepillado dos veces al día.

El enjuague bucal con flúor puede beneficiar a quienes son más propensos a sufrir una caries dental. En cualquier caso, recuerda que solo es un recurso más de tu kit de herramientas de higiene bucal.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *